Diabetes – Mitos y realidades

No todo lo que dice la gente es cierto. Por eso hay que separar los mitos de las realidades. Así podrá estar más enterado y tomar decisiones informadas para controlar su diabetes de mejor manera.

Mito: La diabetes no importa tanto.

Realidad: Sí importa. Y si la maneja bien, puede ayudar a retrasar y evitar complicaciones de salud en el futuro.                                                         

Mito: Mi médico dice que ahora necesito insulina y yo siento que no he tratado bien mi diabetes.

Realidad: No es su culpa, porque la diabetes cambia con el tiempo. Para saber más sobre cómo evoluciona la diabetes, haga clic aquí.

Mito: La diabetes es contagiosa.

Realidad: No, no se pega de una persona a otra. Pero la diabetes tipo 2 puede ser parte de su historial familiar.                                                          

Mito: Puedo comer toda la fruta que quiera porque es buena.

Realidad: No toda la fruta sube el azúcar en la sangre de la misma manera. Es cierto que la fruta es buena y saludable, pero también tiene carbohidratos que se convierten en azúcar. Hable con su equipo de atención de la diabetes para averiguar la cantidad, tipo y frecuencia con la que puede comerla.

Mito: Con mis remedios caseros basta.

Realidad: La diabetes es una condición tratable y hay opciones de tratamiento que pueden ayudar a sentirse mejor.

Pero algunos remedios caseros pueden interferir negativamente con su tratamiento. No se automedique. Hable siempre con su médico y cuéntele qué remedios usa.

Mito: Peso demasiado, seguro tendré diabetes.

Realidad: El sobrepeso es solo uno de los factores importantes de riesgo, pero no el único. También están su historial familiar, raza o incluso su estilo de vida.

Mito: La gente con diabetes se enferma más seguido.

Realidad: Es falso que las personas con diabetes son más propensas a resfriarse que alguien que no tiene diabetes. Sin embargo, a las personas con diabetes se les aconseja vacunarse contra la gripe una vez al año, ya que a veces un resfrío o catarro podría dificultar el manejo de su diabetes.

Mito: Las agujas duelen mucho.

Realidad: Tal vez recuerde a una persona con diabetes quejándose del dolor. La verdad es que los dispositivos de inyección han evolucionado bastante. Hoy en día, hay tipos de agujas más pequeñas y más finas.

Mito: Tomar mucho azúcar puede provocar diabetes tipo 2.

Realidad: Está probado que tomar bebidas con azúcar nos da calorías en exceso, puede provocar la subida de peso y asociarse con la diabetes tipo 2, pero no está probado que produzca diabetes. 

Mito: Me puede dar diabetes por un gran susto.

Realidad: Pasar por una situación de miedo no puede causarle diabetes, pero sí puede que se eleven sus niveles de azúcar en la sangre.                  

Acceda gratis a actividades fáciles y divertidas, recetas exclusivas y guías informativas que puede compartir con sus seres queridos para controlar mejor su diabetes.

Todo sobre la diabetes, todo en un mismo sitio. Descubra nuestra Página de Recursos, repleta de videos, libros, hojas de datos y mucho más.