La importancia del ejercicio

Mantenerse en movimiento marca la diferencia
La actividad física forma parte de su plan de tratamiento de la diabetes. Mantener una rutina diaria de ejercicios puede ayudarle a manejarla y a mejorar su salud en general.

Bajar los niveles de azúcar en la sangre
La actividad física puede ayudarle a mantener el azúcar en la sangre en el nivel deseado.

Posiblemente reducir su necesidad de medicamentos para la diabetes
Mantenerse activo puede ayudar a su cuerpo a aprovechar mejor la insulina y funcionar eficientemente, para que quizás pueda tomar menos píldoras para la diabetes o usar menos insulina. Consulte siempre con su proveedor de cuidado médico antes de comenzar o parar de tomar cualquier tipo de medicamento.

Ayuda a controlar el colesterol
Hacer de la actividad física un hábito puede ayudarle a reducir el colesterol “malo” (LDL) y a aumentar el colesterol “bueno” (HDL).

Controlar su peso
El ejercicio le puede ayudar a quemar grasas y desarrollar músculos para mantener su cuerpo en forma.

Fortaleciendo sus huesos y músculos

Ciertos tipos de ejercicios desarrollan la masa ósea y reducen el riesgo de debilitamiento de los huesos (osteoporosis). Su cuerpo también puede hacerse más flexible y es posible que tenga menos probabilidades de lesionarse mientras hace actividad física.

La actividad física puede hacer que su cuerpo se sienta mejor, le ayudará a mejorar su aspecto físico y aumentar su sensación de bienestar. Recuerde hablar con su equipo de atención de la diabetes antes de comenzar un programa de ejercicios.

Su seguridad es muy importante

Con la ayuda de su equipo de atención de la diabetes puede planificar una rutina de actividad física que sea apropiada para usted. Su equipo le puede sugerir que revise sus niveles de azúcar en la sangre a menudo, especialmente antes y después del ejercicio, para asegurarse de que sus niveles de azúcar en la sangre estén en el rango deseado.

Cuando se tiene diabetes, existen dos condiciones que se deben conocer y saber diferenciar, porque son extremadamente importantes: la hipoglucemia y la hiperglucemia.

LA HIPOGLUCEMIA: Ocurre cuando la cantidad de azúcar en la sangre se reduce a un nivel más bajo de lo normal.

Esta es una condición que debe tratarse de inmediato ya que puede resultar peligrosa.

Como tratamiento de emergencia, usted puede:

• Beber 4 oz. de un jugo de frutas (como un jugo de naranja)

• Masticar 15 gramos de tabletas de glucosa o caramelos duros

• Administrarse su medicamento recetado glucagón

• Llamar al 911, si su condición es muy severa

Trate de llevar siempre con usted un artículo con carbohidratos de acción rápida (como una bebida deportiva, un jugo de frutas o tabletas de glucosa), por si su nivel de azúcar en la sangre baja demasiado.

LA HIPERGLUCEMIA: Ocurre cuando el nivel de azúcar en la sangre se eleva más de lo debido y es una de las principales causas de muchas de las complicaciones de la diabetes. Puede suceder por razones variadas, como una dieta inadecuada, falta de ejercicio, olvidar administrarse su medicamento de diabetes, etc. Consulte a su médico sobre cómo bajar sus niveles de azúcar en la sangre, ya que su caso puede ser muy personal. Aprenda y mantenga esta información a la mano.

Revise siempre su azúcar en la sangre y como medida general:

• No haga actividad física si no se siente bien.

• Use un collar o brazalete de identificación médica.

• Protéjase los pies: use calzado y calcetines cómodos.

• Revise si tiene moretones o ampollas en los pies después de hacer actividad física.

A continuación: Haga las actividades que le gustan para que disfrute del ejercicio.

Acceda gratis a actividades fáciles y divertidas, recetas exclusivas y guías informativas que puede compartir con sus seres queridos para controlar mejor su diabetes.

Todo sobre la diabetes, todo en un mismo sitio. Descubra nuestra Página de recursos, repleta de videos, libros, hojas de datos y mucho más.