La actividad física y la diabetes

Con la ayuda de su equipo de atención de la diabetes, usted puede diseñar un plan que se ajuste a sus necesidades. Si hace poca actividad física, puede comenzar con 5 a 10 minutos al día y agregar algunos minutos cada semana. Paso a paso alcanzará su objetivo.

Mantenerse en movimiento puede ayudarle a:  

• Bajar su nivel de azúcar en la sangre

• Controlar su peso

Uno de los muchos beneficios de hacer ejercicio es que este le ayuda a controlar el azúcar en la sangre. Las personas con diabetes tipo 2 que mantienen un estilo de vida activo podrían ser capaces de controlar sus niveles de azúcar (o glucosa) en la sangre con menos medicamentos. Asegúrese de consultar con su equipo médico para ver si puede hacer ejercicios y por si es necesario ajustar su tratamiento.

Según la Asociación Americana de la Diabetes, la actividad física hecha con regularidad que es parte del tratamiento de la diabetes, también puede ayudar a:

• Bajar la presión arterial y el colesterol

• Mejorar la salud cardíaca 

• Quemar calorías para ayudarle a mantener un peso saludable

• Aumentar su energía

• Ayudarle a dormir 

• Aliviar el estrés 

• Mejorar la circulación de la sangre

• Fortalecer los músculos y los huesos 

• Mantener flexibles sus articulaciones 

• Mejorar su equilibrio para disminuir el riesgo de caídas

A continuación: Lea más acerca de la importancia de mantenerse activo y los principios básicos para hacerlo con moderación.

Acceda gratis a actividades fáciles y divertidas, recetas exclusivas y guías informativas que puede compartir con sus seres queridos para controlar mejor su diabetes.

Fuentes de información y guías acerca de la diabetes

Todo sobre la diabetes, todo en un mismo sitio. Descubra nuestra Página de recursos, repleta de videos, libros, hojas de datos y mucho más.