Venciendo barreras

Comprométase con su plan de ejercicio

Incluir actividad física en su rutina diaria puede ser difícil, especialmente si no ha hecho ejercicio antes. Vaya a su propio ritmo y no se sienta bajo presión. Piense en todos los beneficios de salud que estará cosechando y esa será su mejor motivación.

Tenga las siguientes sugerencias en mente:

Simplemente dé el primer paso.

Concéntrese en aumentar su nivel de actividad física con respecto a su nivel actual. Casi cualquier tipo de actividad física puede beneficiarle, desde dejar su automóvil en la parte más alejada del estacionamiento hasta caminar dentro de la casa mientras habla por teléfono.

Empiece poco a poco.

Una buena forma de comenzar puede ser con una caminata de 5 minutos cerca de casa. Luego, auméntela a 10 minutos, después a 15 y así sucesivamente. Con el tiempo, verá que puede ir más lejos, más rápido y con más frecuencia.

Busque un compañero.

Pídale a un amigo o familiar que sea su compañero de ejercicio. Hacer planes con otra persona le ayuda a cumplir sus objetivos.

Asegúrese de consultar con su equipo de atención de la diabetes antes de iniciar o modificar su programa de actividad física.

Los obstáculos más comunes

Ninguna excusa debe ponerse en el camino de su plan para controlar mejor su diabetes. Aquí están algunos de los obstáculos más comunes para hacer ejercicio y sugerencias que le ayudarán a sobrepasarlos.

No tengo tiempo para hacer actividad física.

No es necesario que haga 30 minutos de actividad en una sesión. Puede dividir su actividad en tres sesiones de 10 minutos. Todo cuenta. Hasta caminar durante los comerciales durante su programa de televisión favorito.

Estoy muy cansado

Trate de hacer algún tipo de ejercicio por la mañana, antes de ir a trabajar o de empezar los quehaceres de la casa. Cuidarse es su prioridad.

No me gusta hacer ejercicio.

La clave es elegir actividades que realmente disfrute hacer. Si antes le gustaban ciertos deportes o actividades como el fútbol, el baile o la natación, inténtelos nuevamente.

No quiero gastar dinero en equipos costosos o en un gimnasio.

Existen muchas actividades, como las caminatas rápidas, que no requieren de dinero o equipos especiales y que se pueden hacer en prácticamente cualquier lugar.

No creo que la actividad física me ayude.

Al comenzar a hacer actividad física, es posible que no note los beneficios inmediatamente, pero pronto podrá notar que ha adelgazado, que duerme mejor, tiene más energía y que el azúcar en la sangre está más cerca de su meta.

Ya no soy tan joven y me preocupan los dolores que tendré si hago actividad física.

Nunca es demasiado tarde para comenzar una rutina de actividad física. Su equipo de atención de la diabetes puede ayudarle a diseñar un programa seguro y de bajo impacto para minimizar dolores musculares y lesiones.

A continuación: Maneras de hacerle seguimiento a su nivel de actividad física 

Acceda gratis a actividades fáciles y divertidas, recetas exclusivas y guías informativas que puede compartir con sus seres queridos para controlar mejor su diabetes.

Todo sobre la diabetes, todo en un mismo sitio. Descubra nuestra Página de Recursos, repleta de videos, libros, hojas de datos y mucho más.